Noticias

coren-1762

Coren pone en marcha una planta de tratamiento de purines

El grupo Coren ha puesto en marcha una innovadora planta de investigación y tratamiento de residuos orgánicos en Celanova (Ourense), anexa al centro de selección genética de porcino del grupo. Se trata de dos centros referentes en sus respectivos ámbitos de actividad.

El centro de selección genética de porcino es uno de los pilares básicos en la producción del grupo Coren. La cooperativa gallega, en su objetivo de ofrecer alimentos de la máxima calidad a consumidores del mercado nacional e internacional, selecciona las razas que permiten obtener el mejor producto final, adaptado a los diferentes mercados en los que la cooperativa comercializa sus productos, ya que mientras los europeos prefieren una carne más magra, los asiáticos valoran la infiltración de la grasa. Este proceso es fundamental para ofrecer a cada cliente lo que demanda. El centro de selección genética de porcino está equipado con las tecnologías más modernas para el control de todos los animales, a través de un sistema informático controlado por ordenador y tablet a través de red wifi, conectados directamente al chip de cada animal, que permite un control individual de cada uno.

Anexo a este centro de selección genética se construyó la planta de investigación y tratamiento de residuos orgánicos, que nació con el objetivo de ofrecer alternativas que permitan el buen manejo de los residuos orgánicos de las granjas.

Coren emprendió este proyecto después de haberse visto obligada a cerrar el centro tecnológico medioambiental de A Limia, también en Ourense, como consecuencia del último decreto energético. Ante esta situación, y dentro de la alianza estratégica establecida en 2015 entre Coren y la Xunta para el desarrollo de acciones de I+D en el ámbito agroalimentario, la cooperativa puso en marcha un proyecto para gestionar el purín con usos totalmente respetuosos con el medio ambiente y utilizando nuevas tecnologías y técnicas de depuración biológica mediante plantas acuáticas.

En esta planta, se investigan los procedimientos más adecuados para reciclar el purín, destinando la parte sólida para uso agrícola, como abono adaptado a los diferentes tipos de cultivo (maíz, patata, trigo…) o para su empleo como biomasa, buscando las mejores características para su combustión. Mientras, la parte líquida pasa por una biodepuración por efecto de las plantas macrófitas flotantes, con variedades especialmente resistentes y de alto rendimiento. Esta parte líquida será totalmente apta para el riego y se almacena para su uso en las 400 hectáreas de fincas agrícolas experimentales anexas de montes comunales quemados que ha recuperado el grupo Coren dentro de esta iniciativa.

El desarrollo del proyecto de investigación asociado a la planta de tratamiento de residuos orgánicos ha supuesto una inversión de 1,24 M€, por parte del grupo Coren, con una aportación de 373.000 € de la Xunta en el marco de la mencionada alianza estratégica establecida en 2015 entre ambas entidades, a través de la Axencia Galega de Innovación y el Centro Tecnolóxico da Carne, para el desarrollo del sector agroalimentario gallego. Dicha alianza incluía inversiones por valor de 24 M€, 6 M€ de ellos aportados por la Xunta.