Noticias

o20l7063

El pollo es el origen del negocio, pero de él hacemos ya 1.730 productos diferentes

La empresa invertirá 120 millones en la construcción de unas nuevas instalaciones en Ourense

En Coren todo son grandes cifras. Más de tres mil trabajadores, casi cinco mil socios, un millón de pollos producidos a la semana…Manuel Gómez-Franqueira (Castrelo de Miño, 1947) conoce al detalle todas las cifras que están detrás de la primera cooperativa agroalimentaria del país, fundada por su padre en 1962.

Coren cumple 55 años, ¿cómo está de salud?

Bien, estamos bajando los endeudamientos y tenemos entre manos inversiones importantes, que en este año superarán los 25 millones y serán aún mayores durante los próximos tres ejercicios. Estamos bien. Durante los últimos veinte años nos hemos diversificado; hemos buscado nuevos productos y nuevos mercados y todo ese esfuerzo ha dado estabilidad a la empresa y sostenibilidad al negocio.

¿Da por superada la crisis?

Una cosa son las macrocifras. Si nos fijamos en esos indicadores es evidente que sí, pero eso tiene que traducirse en el consumo y los servicios, que no han despegado todo lo deseable. Hemos tocado fondo y creo que aún no se puede dar por superada la crisis, porque el consumo aún no está en los niveles de antes. Estábamos creciendo a un 8 % o un 10 % y ahora estamos en el 3 %. Además, hay que pensar que todo esto está relacionado en nuestro sector con unos precios low cost a nivel nacional, que hacen que las empresas tengan que diferenciarse y buscar mercados exteriores que compensen. Es necesario que suban los precios para que el negocio genere beneficios.

Llevan años rondando los mil millones de facturación anual, ¿prevén superarlos este?

Estamos creciendo un 7 % más que el año pasado así que esperamos ya superar este año los mil. Eso es muy importante para nosotros, que vendemos productos con un precio venta al público muy bajo —no suelen superar los tres euros— y si lo conseguimos es gracias a un enorme esfuerzo de todo el grupo Coren por la diversificación, de la que ahora se está viendo el resultados. El 70 % de la facturación ya procede de productos elaborados. El pollo es el origen del negocio, pero de ese producto hoy en la planta de Santa Cruz hacemos 1.730 referencias.

Coren es un ejemplo claro de que hay rentabilidad en el campo, un mundo que despierta poco interés entre los jóvenes…En empresas como Coren nos hace falta gente muy preparada. Creo que es fundamental que los jóvenes se preparen más; hoy no vale con una carrera de ingeniero o veterinario, hay que especializarse y después tener experiencia. Este sector va a generar muchos puestos de trabajo. La alimentación no puede depender de otros países; hay que convencerse de que necesitamos tener una alimentación propia y, como gallegos que somos, tenemos que defender nuestra alimentación, que es la mejor del mundo. Coren puede ser un referente. Si esto funciona, ¿por qué no pueden hacerlo más inventos de este tipo?

¿Qué proyectos tienen?

Necesitamos nuevas instalaciones. Ahora mismo ya estamos construyendo una nave para atender la demanda que tenemos en Navidad, y está sobre la mesa otra ampliación aún más grande, también aquí en Santa Cruz.

¿Otra planta?

Lo que proyectamos es otro complejo como este, un segundo centro de procesado avícola adaptado a los nuevos tiempos y hábitos de consumo, y a su vez al mercado internacional, con una destacada plataforma logística que será clave, que funcionará de una forma diferente para cada producto. Para nosotros hay un dato muy importante, y es la apertura de Amazon en el mundo de los frescos, que va a generar un cambio muy importante.

Las empresas tenemos que hacer planteamientos novedosos porque en el futuro las formas de compra serán muy diferentes. Necesitamos adaptar nuestras instalaciones a los nuevos hábitos de consumo.

¿Qué inversión supondrá?

Hasta el año 2020 invertiremos más de 120 millones de euros. Es mucho dinero pero esto es algo que el mundo nos exige. Cuando tienes un tamaño compites en otra liga y debes adaptarte. Calculamos que crearemos más de 600 empleos, solo en esa nueva nave, mientras que en la que se construye ya para Navidad trabajarán 200 personas.