Noticias

Intolerancias alimentarias mas comunes

¿Cuáles son las principales alergias e intolerancias alimentarias?

Cada día son más las personas que presentan alergias o intolerancias alimentarias y, a menudo, hablamos de ellas indistintamente sin darnos cuenta de que se trata de dos aspectos totalmente diferentes y, aunque a veces puedes presentar síntomas parecidos, no tienen nada que ver.

Las alergias provocan una reacción del sistema inmunitario, mientras que en las intolerancias se trata de un problema metabólico y digestivo.

Las alergias alimentarias son una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular. El tipo de respuesta más frecuente es algún tipo de reacción inmediata, aunque en ocasiones existen respuestas inmunológicas que se manifiestan más tarde y suelen ser cutáneas (como la dermatitis atópica) o digestivas.

Los alimentos que con más frecuencia producen alergia son los siguientes y los clasificamos en 5 tipos: leche, huevos; pescado y marisco; frutos secos, legumbres y cereales; y algunas verduras y frutas.

Los principales síntomas ante una alergia:

  • Reacciones cutáneas como la urticaria
  • Reacciones mucosas como la rinitis
  • Reacciones digestivas como dolor abdominal, náuseas, vómitos, etc.

Estas son las reacciones comunes, pero en determinados casos, la reacción alérgica puede ser grave, incluso llegando a provocar la muerte por shock anafiláctico: sensación de ahogo y opresión en la garganta, dificultad para respirar, etc.

Alergia a la leche

Suele ocurrir durante la infancia (los primeros meses) y en muchos de los casos, desaparece a los pocos años de vida.La única solución es sustituir la leche y derivados lácteos por otros productos que no sean de origen animal como la leche de soja, almendras, arroz, etc.

Alergia al huevo

También suele ocurrir en la infancia y en muchas ocasiones desaparece entre el primer y segundo año de vida y alrededor de un 70% de los niños se terminan curando. En adultos también es bastante extraño.El tratamiento para las personas que tienen alergia al huevo está basado en mantener una dieta completamente exenta de este producto y se debe prestar especial atención ya que muchos alimentos contienen huevo sin que el consumidor lo conozca: repostería, pastas, salsas, cosméticos (cuando la persona es alérgica al contacto), etc.

Alergia al marisco y al pescado

Es una alergia bastante más frecuente, sobre todo al marisco, siendo más común en adultos que en niños.En el caso del pescado, la mayoría de las alergias suelen ser al pescado blanco y puede durar toda la vida.

Alergia a frutos secos, legumbres y cereales

Legumbres como la soja, lentejas, guisantes o garbanzos y frutos secos como el cacahuete son los alimentos a los que normalmente se deben las alergias. En cuanto a los cereales, la prevalencia a esta alergia es bastante baja y suele desaparecer con la edad.Recomendamos estar muy atentos a las etiquetas de los productos. Existen trazas de frutos de cáscara en muchos productos por lo que se debe estar muy atentos.

Alergia a verduras y frutas

Es la causa más común de reacciones en niños de más de 5 años y adultos. La fruta más común a producir reacción alérgica es el melocotón. En cuanto a las verduras, las más alérgicas son las hortalizas (lechuga, zanahoria, tomate…).

Con respecto a las intolerancias alimentarias, las más comunes son las relacionadas con el gluten, la lactosa y la histamina.

Gluten

Es una glucoproteína presente en cereales como el trigo, el centeno, la cebada y la avena. Los celíacos cuando ingieren gluten se produce una reacción inflamatoria en el intestino que provoca perdida de peso, vómitos, fatiga, dolor abdominal, etc.

Lactosa

Consiste en un azúcar que está presente en cualquier leche de mamífero (vaca, cabra, oveja). Las personas que son intolerantes a la lactosa no poseen suficiente enzima de la lactasa en el intestino delgado para digerir toda la lactosa consumida por lo que pasa al intestino grueso y provoca dolores, hinchazón abdominal, etc.

Histamina

Es una sustancia que fabrica nuestro propio cuerpo, aunque también se encuentra presente en alimentos como queso, vino o verduras. Se da en personas cuyas enzimas no son capaces de absorber y degradas la histamina que se acumula en el cuerpo. Esto puede provocar problemas gástricos, dolor de cabeza, migrañas, etc.

Una vez detectada cualquier intolerancia o alergia es muy importante un buen tratamiento, es decir, que se mantenga una dieta sana y equilibrada, eliminando estos alimentos especialmente durante el crecimiento y desarrollo de los niños y sustituyéndolos por otros que nos aporten los mismos beneficios.