Noticias

trucos de cocina para preparar pollo

Trucos y consejos para cocinar pollo

El pollo es una de las carnes que más se consumen y uno de los principales ingredientes en las cocinas de medio mundo.Es una carne ligera, con muy poca cantidad de grasa, digestiva y con una gran cantidad de vitaminas, nutrientes y minerales favorables para nuestro organismo.

A pesar de todo esto, hoy en día seguimos sin sacarle todo el partido suficiente para hacer de él un plato jugoso y sabroso, por eso, si quieres lograr que tu pollo quede perfecto, te damos algunos trucos de cocina y para condimentarlo:

Conservación del pollo

Es importante que cuando compréis pollo fresco y lleguéis a casa con él, lo metáis lo antes posible en la nevera si no lo vais a consumir de inmediato. El mejor pollo es el que se cocina fresco, sin que pase por la nevera, pero, si se deja mucho tiempo a temperatura ambiente, puede generar olores y bacterias dañinas para la salud.

Despiece del pollo

•Colocamos el pollo en la tabla y comenzamos limpiándole las visceras y la grasa de alrededor de la cavidad.

•Haremos dos pequeños cortes entre el muslo y la carcasa, doblaremos los contramuslos hacia abajo para descoyuntar el hueso y los separaremos en dos mitades con ayuda de un cuchillo.

•Cortaremos las alas, siempre por la zona más cercana a la pechuga dando pequeños cortes hasta que se separen de la carcasa.

•Quitaremos la piel que protege a las pechugas y haremos un corte entre la pechuga y el hueso central. Con la punta del cuchillo seguiremos cortando hasta retirar las pechugas por completo, fileteándolas posteriormente a nuestro gusto.

El adobo

Sal y pimienta es suficiente para hacer un pollo delicioso. En el caso de que hagáis el pollo entero al horno, es importante que os acordéis de salpimentar siempre el interior del pollo para que llegue a todas las partes, sobre todo a la pechuga. El pollo también absorbe aromas. Para darle un toque delicioso y diferente, podéis colocar el limón cortado en dos mitades dentro del pollo y si os gusta, probar a añadirle una cebolla cortada en dos mitades también. Además de esto, si os apetece aromatizarlo con alguna hierba, las que se suelen utilizar con este tipo de carne son el perejil, romero, albahaca, laurel o tomillo.

como preparar pollo - trucos de cocina

Piel crujiente

Si hacéis el pollo horneado, seguro que queréis conseguir una piel crujiente. Varios cocineros recomiendan algún truco como no salar el pollo por fuera para que la piel no coja humedad y se ase mejor o darle un golpe de calor subiendo la temperatura casi hacia el final del asado para conseguir una textura crujiente.

Color del pollo

El pollo debe cocinarse por completo y no debe tener aspecto rosado ni partes crudas. Para comprobar que el pollo ya está cocinado, puedes pincharlo con un tenedor. Si el jugo que sale es de color claro (ni rosado ni amarillo), tu pollo estará listo.

En el caso de que hagamos el pollo frito (pechugas, muslitos, alitas..) lo limpiaremos bien con papel de cocina antes de aliñarlo y una vez que lo echemos en la sartén o parrilla, dejaremos que se haga correctamente si marearlo dándole vueltas. Además, os aconsejamos que no friais muchos trozos a la vez para que se fría correctamente y a una temperatura alta.

Temperatura y tiempo de cocinado

Pollo entero: el tiempo de cocinado varía en función del tamaño. Para que podáis tener una orientación, un pollo de 1,5 kg aprox, necesitará alrededor de una hora y cuarto con el horno a 180º. Si el peso es superior entre 1 hora y media y dos horas.

Pollo troceado: en este caso, se reducirá el tiempo de cocción, aunque cada parte del pollo conlleva un tiempo diferente de cocinado. Los muslos alrededor de 45 minutos a 180º y las alas y la pechuga sobre 35 a la misma temperatura.

La salsa o jugo

Cuando cocinamos pollo al horno, solemos llenar la bandeja de salsa (vino, agua, caldo…), pero esto es erróneo ya que el pollo en vez de quedarnos crujiente se cocerá en vez de asarse. Podemos usar salsas o líquidos, pero en una cantidad pequeña.Además, os recomendamos que cocinéis el pollo con aceite de oliva virgen extra para que absorba las propiedades de este aceite y no de otros perjudiciales.

Si queréis ideas para vuestras recetas de pollo, os dejamos algunas de ellas en este enlace.