Noticias

El Grupo Coren adquiere 4.100.000 kilos de castaña para alimentar a los cerdos Selecta en el año 2022, lo que aporta 6.350.000 euros al campo gallego

El convenio de compra fue ratificado por Manuel Gómez-Franqueira, presidente de la cooperativa, con Jesús Quintá, gerente de Alibós, la mayor empresa recolectora del sector en Galicia.

Además de aportar riqueza al rural, esta iniciativa tiene una importante repercusión ambiental: equivale a 137.000 castaños en una superficie de 1.800 hectáreas, que absorben la emisión de 10.700 toneladas de CO2.

La castaña que se destina a la alimentación de los cerdos de la Gama Selecta procede íntegramente de Galicia y se pela, cuece y congela para tener disponibilidad todo el año.

El Grupo Coren se consolida como uno de los principales demandantes de castaña en Galicia con la renovación del convenio de adquisición de castaña gallega que destinará a la alimentación de los cerdos de su gama Selecta a lo largo del próximo año. El acuerdo de compra fue ratificado esta semana por Manuel Gómez-Franqueira Álvarez, presidente del grupo Coren, y Jesús Quintá, gerente de Alibós, la principal empresa recolectora y transformadora de castaña de Galicia.

La cooperativa adquiere la castaña cada año en temporada, que luego pasa por un proceso de pelado, cocción y posterior congelado, lo que permite su conservación con el fin de destinar a la alimentación de los cerdos durante todo el año. En concreto, el convenio de compra de castaña para 2022 asciende a 4.100.000 kilos, que representan una aportación económica al campo gallego de 6.350.000 euros.

En la presente campaña, la cosecha de castaña mermó debido fundamentalmente a que la climatología de los últimos meses no fue favorable para este cultivo. No obstante, el importante volumen de demanda de Coren desempeña un papel estabilizador en el sector, con lo que la cooperativa contribuye a la generación de riqueza y la dinamización económica del rural gallego, al complementar los ingresos de las familias del campo, además de preservar los soutos frente al riesgo de desaparición que sufren por el abandono del campo. Una acción que se enmarca dentro de la Política de Responsabilidad Social de Coren de impulsar iniciativas dirigidas a fomentar el progreso del rural gallego. 

En este sentido, el Grupo viene demandando desde hace años la adopción de medidas para promover la plantación de castaños como un cultivo rentable (de hecho, los estudios del sector indican que la rentabilidad de una plantación cuidada y con variedades de valor añadido es similar a la de una hectárea de viñedo).

COMPROMISO AMBIENTAL

La compra de castaña por Coren tiene también un destacado papel medioambiental, ya que el volumen adquirido representa la producción de unos 137.000 castaños en 1.800 hectáreas de terreno, que absorben al año 10.700 toneladas de CO2. De este modo, la cooperativa contribuye a la protección del medio ambiente, otro de los principios fundamentales de su Política de Responsabilidad Social.