language:
Work with us Contact

President’s letter

Manuel Gómez-Franqueira Álvarez

President’s letter

En Coren llevamos 60 años dedicados al sector agroalimentario y, desde el principio, nuestros esfuerzos se han centrado en la búsqueda de la excelencia para ofrecer a los consumidores productos de la máxima calidad, manteniendo el carácter tradicional en la crianza y elaboración.

El máximo bienestar y cuidado en la crianza de nuestros animales y el absoluto respeto por el medio ambiente, en la firme defensa de una producción sostenible, constituyen los valores fundamentales en los que se asienta nuestro trabajo, con los que estamos plenamente comprometidos. El buen hacer de nuestros cooperativistas y trabajadores ha convertido a Coren en la mayor cooperativa agroalimentaria cárnica de España, con una estructura productiva moderna y bien dimensionada, preparada para afrontar los retos de un mercado globalizado.

Nuestra constante apuesta por la innovación nos ha permitido ir por delante del sector en muchas ocasiones, convirtiéndose en uno de nuestros ejes de crecimiento. Así, en Coren fuimos pioneros en implantar sistemas de trazabilidad que avalan la completa seguridad en la cadena alimentaria y aplicamos exhaustivos controles de calidad en cada fase del proceso productivo.

El compromiso con Galicia y con el campo gallego es otro de los aspectos que siempre han definido a Coren: hemos demostrado que existe futuro en el rural desde un modelo cooperativista. Toda nuestra red de industrias y producción está en Galicia, por lo que nuestros productos son 100% gallegos. A día de hoy, y como fruto de la apuesta de Coren por la internacionalización, llegan a mercados internacionales de 55 países, pero siempre manteniendo nuestras raíces.

Coren no sería posible sin las más de 7.000 familias que forman parte de la cooperativa. Con su compromiso e ilusión, seguiremos afrontando los retos que están por venir. Y, por supuesto, gracias a todos nuestros clientes y consumidores por la confianza que cada día depositan en nosotros, porque ellos son nuestra razón de ser.