Cómo influye la alimentación en el rendimiento escolar

¿Cuál es la verdadera relación entre alimentación sana y rendimiento escolar?

Son muchos los estudios que tratan de analizar cómo influye la alimentación en el rendimiento escolar y qué importancia tiene la nutrición en los niños. Aunque con matices de metodología, variables y población de estudio, los resultados generalizados relacionan alimentación y estilo de vida sanos con un buen aprendizaje a nivel académico. En este artículo veremos la importancia de la nutrición y, en especial, la importancia de la alimentación en los niños.

¿Qué incluye la alimentación infantil saludable?

En general, está basada en un alto consumo de vegetales, hortalizas, legumbres, frutas y frutos secos, cereales integrales, aceite de oliva, carnes magras, pescados grasos y lácteos descremados y bajos en calorías. Pero además, debe combinarse con actividad física regular (en juegos y en deporte).

Nutrición y rendimiento escolar

El Observatorio existente en España sobre hábitos nutricionales y estilos de vida de las familias detecta relación entre buenas notas y comer bien. Una de sus conclusiones sorprendente es que “los niños que siguen una dieta equilibrada sacan más sobresalientes”. En concreto, el 32% de los niños españoles de hasta 12 años saca un excelente en lenguas y/o ciencias, proporción que sube 14 puntos (hasta el 46%) entre los que siguen una alimentación saludable.

Dentro del mismo grupo de población escolar (de 3 a 12 años), solo el 28% de los niños está muy contento con sus tareas escolares, porcentaje que aumenta hasta el 42% entre quienes comen de forma saludable. En el grupo general está contento con sus notas el 40%, y en el de los que siguen una alimentación sana, el 60%.

Y no solo suben los resultados, también mejora la motivación. La proporción de escolares españoles que comen bien y a los que no les cuesta ir al cole alcanza el 84%.

¿Qué recomendaciones hacen los expertos en alimentación infantil?

La cantidad de fruta diaria es de 3 piezas, y la de verduras de 2 raciones al día. Una alimentación saludable en la infancia debe incluir, en el día a día, el consumo de fruta natural y de verduras frescas, y al menos una vez a la semana legumbres, pescados y frutos secos. Las carnes magras, en la que COREN tiene una amplia selección basada siempre en la máxima calidad, también son muy importantes en la alimentación de los niños. La bebida principal debe ser el agua, y para el aliño habitual, mejor el aceite de oliva.

Para que exista una dieta equilibrada, los expertos aconsejan en el plato un 50% de verduras y hortalizas, un 25% de hidratos de carbono y un 25% de proteínas.

En un contexto en el que las marcas de confianza, como COREN, están alineadas con la alimentación saludable y con las nuevas tendencias del consumidor, la cooperativa gallega posee un extenso catálogo de productos elaborados en los que se extrema el control de las materias primas, y de cada uno de los procesos, hasta que llegan al consumidor. Buenos ejemplos son toda la gama de ecológicos, el pollo de corral, la gama Selecta de cerdo alimentado con castañas, los huevos de corral, la ternera gallega y en general su amplia despensa de alimentos de Galicia con elaboración tradicional.

Conocimiento entre los padres, pero no siempre buenas prácticas

Diferentes estudios sobre la alimentación infantil en España inciden en que una buena información entre los padres no garantiza unas buenas prácticas a la hora de la alimentación de sus hijos. En las familias existe un alto o un moderado conocimiento sobre la importancia de la alimentación en los niños, pero los hábitos en la mesa ya son otro cantar, y siguen sin ser los correctos. Aprobado alto en teoría, pero un sonoro suspenso en la práctica.

Así lo confirman los últimos datos del Observatorio, que indican que aunque el 69% de los padres dice saber la cantidad de fruta (3 piezas) que debe ofrecerle a sus hijos diariamente, solo un 17% llega al consumo óptimo. Y en las verduras, el 66% sabe que la cantidad indicada son dos raciones al día, pero solo el 54% declara cumplirlo.

Otra estadística que desata las alarmas es que solo el 10% de las familias españolas con hijos de 3 a 12 años sigue realmente una alimentación equilibrada y saludable, según el estudio. Hay conocimiento sobre la importancia de la alimentación en los niños e incluso sobre la influencia de la alimentación en el rendimiento escolar, pero las familias no lo aplican, amparadas en el estilo de vida actual y en la falta de tiempo.

 

Coren recupera más de 350 hectáreas de campo para sus producciones

El Grupo Coren recuperó más de 350 hectáreas de campo para sus producciones camperas y ecológicas, un dato que convierte a la cooperativa ourensana en «pionera» a nivel nacional en esta iniciativa y la primera en cuanto a volumen de superficio de campo en las cuatro provincias gallegas. «El objetivo prioritario es compatibilizar la producción agroganadera con el máximo respeto al medio ambiente, ya que la protección del entorno constituye un pilar fundamental de nuestra actividad», destacan desde la cooperativa.

El modelo de producción agroganadera de Coren implica que las producciones se críen con salida al campo y al aire libre. «Esto permite el máximo bienestar de los animales en su crianza y, al mismo tiempo, contribuye a la puesta en valor de los terrenos agrarios, evitando su abandono. Además, se garantiza una adecuada gestión de los recursos a la vez que responde a las normativas actuales, adelantándose en muchos casos a los requisitos exigidos», dicen sobre desde Coren.

EL GRUPO DESTACA LA «CONTRIBUCIÓN A LA GENERACIÓN DE RIQUEZA EN EL CAMPO GALLEGO Y EL FOMENTO DE PUESTOS DE TRABAJO»

El plan de impulso de estas producciones se suma a los más de 2,5 millones de metros cuadrados de campo vinculados a las producciones camperas, es decir, el pollo de corral y los huevos de gallinas criadas con salida a campo. En cuanto a las producciones ecológicas, calculan que ocupan una superficie de un millón de metros cuadrados. Ambas, repartidas por las cuatro provincias gallegas.

EL POLLO DE CORRAL

Según explican desde la cooperativa ourensana, el pollo de corral se cría en condiciones de máximo bienestar y con salida al aire libre en los campos gallegos, en los que dispone de una superficie mínima de un metro cuadrado por ave. Además, recibe una alimentación totalmente vegetal, a base de maíz.

Por otra parte, los huevos camperos salen de gallinas ponedoras que se crían en libertad y con salida al campo, con una superficie mínima de cuatro metros cuadrados por ave. Su alimentación también es a base de maíz.

PRODUCCIONES ECOLÓGICAS

Tanto las de pollo como de huevos proceden de animales con salida libre a los campos, con una superficie mínima de cuatro metros cuadrados por ave. En esta ocasión, la alimentación es a base de cereales procedentes de agricultura ecológica certificada.

Según explican desde Coren, tanto en el pollo de corral, como en las gallinas ponedoras y las producciones ecológicas, todas las crianzas con salida a campo, «unidas al máximo cuidado por los granjeros de la cooperativa», permiten que los animales dispongan del máximo bienestar, «compatibilizando la actividad agroganadera con el cuidado del entorno y evitando el abandono de los campos gallegos».

Desde Coren también destacan la «contribución a la generación de riqueza en el campo gallego, fomentando la creación de puestos de trabajo y evitando la despoblación que sufren muchas áreas rurales de Galicia».

Salida al campo y alimentación con maíz diferencian los huevos camperos de Coren

La crianza tradicional con salida al campo y alimentación con los mejores cereales son las claves para obtener huevos de la mejor calidad como los camperos de Coren. De hecho, la cooperativa que preside Manuel Gómez-Franqueira produce exclusivamente huevos camperos, procedentes de gallinas criadas con salida a campo y alimentadas a base de cereales -fundamentalmente maíz-, así como huevos ecológicos, también procedentes de gallinas criadas con salida a campo y alimentadas con cereales de procedencia ecológica certificada. Cabe destacar que Coren no tiene producción de huevos en jaula, las ponedoras salen libremente al campo cada día y disponen de al menos cuatro metros cuadrados por gallina.

Debido al alto porcentaje de maíz en su dieta, los huevos de corral de Coren se caracterizan su color amarillo intenso único en el mercado y por su sabor tradicional y casero. A ello se suma otro factor que diferencia a Coren del resto de productores de huevo: Coren es la única empresa de España que controla todo el proceso productivo de principio a fin, proceso que
se realiza íntegramente en Galicia.

Las gallinas ponedoras de Coren proceden de reproductoras gallegas criadas en granjas de la cooperativa. Nacen en la planta de incubación del grupo Coren, donde reciben estrictos cuidados, y crecen en granjas de los cooperativistas, en las que disfrutan de total bienestar y se crían felices, libres de estrés. Técnicos veterinarios se ocupan tanto de su control sanitario como de su alimentación.