Noticias

Salida al campo y alimentación con maíz diferencian los huevos camperos de Coren

La crianza tradicional con salida al campo y alimentación con los mejores cereales son las claves para obtener huevos de la mejor calidad como los camperos de Coren. De hecho, la cooperativa que preside Manuel Gómez-Franqueira produce exclusivamente huevos camperos, procedentes de gallinas criadas con salida a campo y alimentadas a base de cereales -fundamentalmente maíz-, así como huevos ecológicos, también procedentes de gallinas criadas con salida a campo y alimentadas con cereales de procedencia ecológica certificada. Cabe destacar que Coren no tiene producción de huevos en jaula, las ponedoras salen libremente al campo cada día y disponen de al menos cuatro metros cuadrados por gallina.

Debido al alto porcentaje de maíz en su dieta, los huevos de corral de Coren se caracterizan su color amarillo intenso único en el mercado y por su sabor tradicional y casero. A ello se suma otro factor que diferencia a Coren del resto de productores de huevo: Coren es la única empresa de España que controla todo el proceso productivo de principio a fin, proceso que se realiza íntegramente en Galicia.

Las gallinas ponedoras de Coren proceden de reproductoras gallegas criadas en granjas de la cooperativa. Nacen en la planta de incubación del grupo Coren, donde reciben estrictos cuidados, y crecen en granjas de los cooperativistas, en las que disfrutan de total bienestar y se crían felices, libres de estrés. Técnicos veterinarios se ocupan tanto de su control sanitario como de su alimentación.