Noticias

secreto

Cerdo alimentado con castañas, el sabor de la tradición gallega

Una carne 100% gallega, más veteada, jugosa y sabrosa, con un toque especial que le aporta la castaña. Son las características que definen a la gama selecta de una empresa cárnica gallega, procedente de cerdos alimentados con castañas y que desde su lanzamiento al mercado en el año 2012, ha sido todo un éxito entre los consumidores.

Esta gama selecta es fruto de un proyecto de I+D basado en tres pilares: raza seleccionada para facilitar la infiltración de la grasa, crianza tradicional con el máximo bienestar animal y alimentación a base de castañas, fundamental para lograr el mejor sabor de la carne. La castaña que se destina a la alimentación de los cerdos Selecta procede íntegramente de Galicia. Se recoge en temporada y luego se pela, cuece y congela, con el objetivo de tener disponibilidad para alimentar a los cerdos durante todo el año.

La gama de frescos cuenta con una amplia variedad de productos: solomillo, lomo, presa, secreto, costilla…, que dan un excelente resultado en cualquier preparación, especialmente a la plancha o la parrilla.

Mientras, entre los productos curados de la gama selecta destacan el jamón y el lacón. El primero se cura de modo artesanal durante 18 meses en los secaderos que el grupo empresarial posee en Lugo, donde se reproducen las condiciones de temperatura y humedad en que tradicionalmente se curaban los jamones en las casas gallegas, contribuyendo así a lograr el mejor aroma que, junto a su característico veteado y punto justo de curación, permiten obtener un jamón con un sabor diferente y único en el mercado. De hecho, fue reconocido con el Premio Superior Taste Award que convoca el Instituto Internacional de Sabor y Calidad de Bruselas; así como con la Medalla de Oro del Concurso de Calidad de Jamones de la feria IFFA de Alemania.

Mientras, el lacón de la gama selecta se elabora también de modo tradicional. Su procedencia de cerdos seleccionados y alimentados con castañas que le aportan grasa infiltrada, los hace más jugosos y les da un sabor especial. Por su textura, sabor y excelente resultado en cocina, es ideal para la elaboración de los cocidos típicos de Galicia en otoño e invierno, especialmente en ocasiones como los magostos o los carnavales.