Noticias

Coren invirtió este año 7 millones de euros en castañas

El producto procede íntegramente de Galicia // Se pela, cuece y congela para la temporada

La escasez de lluvias de las últimas semanas y la plaga de la avispilla, que este año afectó más, hacen prever una reducción de la cosecha de castaña, ante lo que Coren anima a la recogida de este fruto y al cuidado de los soutos frente a las plagas. El consumo de castaña para los cerdos de su gama selecta durante este año llegó a los 4,5 millones de kilos, que se tradujeron en una aportación económica para el campo gallego de más de 7 millones de euros.

Así, además de fomentar la recuperación y el cuidado de los bosques de castaños en Galicia, la cooperativa contribuye a la dinamización del campo gallego. El grupo empresarial promueve la recogida del producto ante una campaña que afronta dificultades derivadas de la climatología de los últimos meses, con pocas lluvias que merman la cosecha y el tamaño de los frutos. Además, en algunas zonas la plaga de la avispilla del castaño, procedente de Asia y que se detecta en Galicia desde hace 6 años, tampoco ayuda. De hecho, en el último año su afectación fue mayor que los anteriores.

Estas circunstancias se suman a la falta de plantaciones ordenadas que sufre el sector gallego en las últimas décadas, que están mermando la cantidad de castaña disponible en el mercado. Esa es la razón por la que Coren promueve el cuidado de los castaños para dar impulso al sector, que representa un importante papel como complemento de la economía familiar.

La cooperativa ha dinamizado el sector en Galicia desde que en 2012 lanzó al mercado su gama de cerdo alimentado con castañas.Desde entonces su demanda ha sido continua. Para sus cerdos de gama selecta, el grupo adquiere el fruto cada año en temporada. Posteriormente pasa un proceso de pelado y cocción –para evitar el amargor de la cáscara y facilitar su digestibilidad– y posterior congelado, lo que permite su conservación con el fin de disponer de ellas durante todo el año, manteniendo intactas sus propiedades nutricionales.

UN CULTIVO RENTABLE

Ante la creciente demanda de la gama de cerdo alimentado con castañas, Coren promueve medidas que permitan poner en valor los árboles como un cultivo rentable, ya que solo requieren unos cuidados mínimos y supone un importante complemento de la economía familiar. Según los estudios del sector, la rentabilidad de una plantación cuidada y con variedades de valor añadido puede superar la de una hectárea de viñedo. Igualmente, anima a la recogida para evitar que quede castaña en los bosques. La iniciativa tiene un impacto medioambiental positivo en el medio rural gallego.