Noticias

Coren pone en marcha un plan estratégico con 26 millones en inversiones para 2019

Gómez Franqueira destaca que es una apuesta por la innovación que permitirá crear 325 puestos de trabajo-Feijóo subraya la proyección internacional del grupo en el sector agroalimentario

El grupo Coren presentó ayer un ambicioso plan de inversiones estratégicas para 2019 que se sustancia en dos polos de actuación: una inyección de 26 millones en varios proyectos, y la creación de 325 puestos de trabajos estables en Ourense. Su presidente, Manuel Gómez Franqueira, puso de manifiesto en la presentación del plan el compromiso con la producción de alimentos gallegos de calidad, el desarrollo sostenible y la generación de riqueza en el campo. Un acto que tuvo lugar en la sede central de la cooperativa en Santa Cruz de Arrabaldo, y que contó con la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien destacó la proyección internacional que tiene el grupo en el sector agroalimentario, con lo que eso supone para Ourense y para el conjunto de Galicia.

Una apuesta que coincide con los 55 años de existencia del grupo ourensano, como recordó Gómez Franqueira, para incidir en la relevancia que tiene el plan que se sustenta en tres pilares fundamentales: desarrollo de centros de procesados, la creación de nuevos centros tecnológicos de incubación y selección genética, y el impulso de la agricultura ecológica, que supondrá un compromiso con el rural ourensano, al poner a producir tierras sin uso en el Concello de Cualedro. Un proyecto que desgranó en su intervención el presidente de Coren, dejando clara la filosofía que marca la hoja de ruta del grupo, que es la de que “todo tiene que ser rentable”, por lo que las iniciativas tienen como objetivo garantizar ese “crecimiento armónico” y poder entender las demandas de los mercados exigentes, con una exportación que llega a más de 55 países, que contribuyeron a que durante el ejercicio de 2017 la facturación del grupo superase los 1.000 millones de euros.

En cuanto a la estructura troncal del plan presentado, que es una apuesta por la innovación y la implantación de nuevas tecnologías, y en lo que respeta a los centros de procesados, Coren continuará con las actuaciones que acometió en los últimos años de actualización permanente de las plantas con que cuenta para mantenerlas como instalaciones punteras, y que le permitió convertirse en líder del sector. Para Gómez Franqueira es “fundamental dar respuesta a los clientes con la mayor calidad de sus productos adaptados a las demandas especificas, y la agilidad en la puesta en destino. Por lo que los proyectos previstos en 2019 continuarán la mejora tecnológica de sus centros de procesado avícola, de porcino y de vacuno, incorporando nuevas tecnologías 4.0 en las áreas de procesado, transformación y logística.

En esa línea de nueva dimensión estructural, el grupo ourensano tiene previsto poner en marcha el próximo año nuevos centros de incubación y selección genética en avicultura, que le permitirá dar respuesta a la creciente demanda y adaptarse las necesidades especificas de cada uno de los mercados, y de esta forma poder atender las exigencias del nuevo contexto globalizado.Y es por eso que los nuevos puntos de producción en los que se asentarán los centros tecnológicos son: en la localidad lucense de Portomarín estará el de incubación de producciones campera, mientras que el de incubación de pavitos en la localidad de Sobreira, en el concello ourensano de Vilamarín. De ahí que los regidores de los dos concellos estuvieron presentes en la presentación del plan de inversiones.

El tercer eje del plan de inversiones estratégica, y que supone “asumir un compromiso con nuestra tierra”, como proclamó Gómez Franqueira, es la puesta en marcha del proyecto agrario de producción ecológica creando una división agrícola para el cultivo de trigo ecológico que será destinado al consumo e las producción de Coren. Una actuación con la que se contribuirá al cuidado medioambiental y la creación de riqueza en el medio rural.

Así, según explicó Gómez Franqueira, las conversaciones con la Xunta llevaron consigo a que se rubricase el primer acuerdo para el aprovechamiento de terrenos que forman parte del banco de tierras que se encuentran en desuso, en este caso en el municipio de Cualedro. Inicialmente serán 350 hectáreas las que se pondrán en valor con la plantación de trigo, que seampliará a otras 200 hectáreas, hasta superar las 500.